EL RETO DE LA REFLEXION PEREGRINA

Esta semana, para hacer algo diferente, os proponemos un reto:

A partir de las frases proporcionadas más adelante, escribir una reflexión peregrina. En Camino de Santiago al Día creemos que merece la pena y por ello dejamos, a modo de ejemplo, lo que desde nuestra experiencia entendemos lo que es y aporta El Camino (en parte). Para ello hemos hecho una selección de frases (unas más conocidas que otras), pero vuelvo a decir que podéis buscar otras frases y pensamientos para hilvanarlos con vuestra propia vivencia. De lo que se trata es de hacer un pequeño ejercicio de introspección y ponerlo por escrito (si os apetece, claro está).

Frases sobre El Camino:

“No tengas miedo, deja que tu vida cambie sin dejar de aprender, mantente abierto y deja que la vida te ofrezca aquello que ahora ni siquiera puedes imaginar, olvídate de todo y disfruta de tu Camino”

 “El Camino no se anda, se vive”

“El verdadero problema no son las ampollas, sino los miedos”

“Sin dolor, no hay gloria”

“El Camino es como la vida, hay que andar ligero para caminar mejor”

“Comienza haciendo lo necesario, para luego hacer lo posible y al terminar descubras que alcanzaste lo imposible”

“El turista viaja, el senderista anda, el peregrino busca”

“El Camino, más que una ruta realmente dura y exigente para todos los que se atreven a adentrarse en sus entrañas es un pozo de sabiduría, donde a cada paso, todos vamos descubriendo nuestro lugar en el mundo…”

“Cada camino pertenece a cada peregrino, y por ello El Camino es muy diferente para cada peregrino”

“Nunca es demasiado tarde para encontrar el camino”

Nuestra reflexión:

“El Camino de Santiago es una escuela en la que siempre se aprende algo de provecho, aunque a veces dicho aprendizaje venga por la vía del esfuerzo y el dolor, sea este físico o mental, mientras enfrentamos esos tramos tan duros que nos colocan de frente con la realidad de lo que somos, tanto en lo bueno como en lo malo. Ahora bien, es necesario acudir a esta escuela con mente abierta y libre de prejuicios. ¿Por qué? Porque hay tantos caminos como peregrinos, sin olvidar que estamos ante una vivencia en la que unos viajan, otros andan y otros buscan algo, es decir, no hay exclusivismos. Pero todos sin excepción tienen algo en común, han hecho lo necesario para que sea posible aquello que alguna vez parecía imposible: disfrutar de esa sensación única e irrepetible que es llegar a Santiago, conscientes de ser diferentes a cuando comenzamos. Además, nunca es demasiado tarde para iniciar ese Camino que, a través de sus enseñanzas, nos ayudará a desenvolvernos en la vida más ligeros y en mejores condiciones para afrontar esos miedos que con tanta frecuencia pretenden poner plomo en nuestra alas. No es fácil y sí costoso, de eso no hay duda, pero de verdad que merece la pena experimentarlo y disfrutarlo”.

Hasta aquí nuestra reflexión. Ahora, si queréis, poneos manos a la obra y por favor, compartid las vuestras con nosotros en los comentarios, seguro que nos edificarán, animarán y ayudarán.

Feliz semana amig@s y recordad siempre que… “peregrinar es más que caminar”.

¡Buen Camino lleno de enseñanzas para tod@s!

 

One comment

  1. El Camino Engancha, solo quien ha vivido esa experiencia sabe de lo que hablo.
    X muy pesada que sea tu mochila, x muy larga que sea la etapa. Una vez que llegas al final de Tu Camino, te Sentirás Feliz x Dentro.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies