¿INFLUYÓ EL CAMINO DE SANTIAGO EN LA PROPAGACIÓN DE LA PESTE NEGRA?

La peste negra en el camino de santiago

Esta semana nos hacemos eco de un estudio realizado por José M. Gómez y Miguel Verdú, investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que el pasado lunes 6 de marzo, sacó una nota de prensa anunciando la publicación en la revista “Scientific Reports” de un estudio sobre la difusión de la Peste Negra o Peste Bubónica que asoló la Europa del siglo XIV titulado: “La Peste Negra afectó a las ciudades medievales en función de su posición dentro de la red de comunicaciones”.

La peste negra en el camino de santiago
Imagen de la nota de prensa en la que puede observarse la red de comunicaciones entre las ciudades de la Edad Media

Tal como puede leerse en dicha nota:

Las rutas comerciales y las de peregrinación fueron las principales vías de dispersión de la enfermedad que diezmó la población europea en la Edad Media (…) Los núcleos de poblaciones más conectadas con otros núcleos vía comercio, turismo y peregrinación, entre otros factores, pueden sufrir más las epidemias de enfermedades (…) Sin duda las rutas de peregrinación también contribuyeron a expandir la enfermedad, aunque nuestros análisis sugieren que fueron menos importantes que las rutas comerciales”.

En este punto es interesante notar que de 1311 ciudades estudiadas, nada menos que 403 estaban interconectadas por rutas de peregrinación. En la imagen de más arriba se ve con claridad que una de ellas corresponde a El Camino Francés.

La historia nos enseña que entre 1346 y 1361 casi un tercio de la población europea sucumbió ante la enfermedad conocida como “Peste Negra” o “Peste Bubónica”. Los datos sobre la mortandad producida son variados e incluso poco fiables, pero se estima que entre 20 y 25 millones de personas fueron aniquiladas por este terrible azote.

Se cree que esta plaga se originó en algún lugar del norte de la India, extendiéndose hacia el oeste gracias a la actividad belicosa de los tártaros, que en 1346 asediaron la colonia genovesa de Cafa, al sureste de la República de Crimea a orillas del mar Negro, para después propagarse por Mesina, Génova y Venecia entre 1347 y 1348 aprovechando las rutas comerciales existentes. De hecho, para 1348 ya había afectado a Francia, España, Inglaterra, Hungría, Alemania, Escandinavia y parte de Rusia.

Ahora bien, ¿cuál fue la causa real de tan grande mal? La insalubridad existente en la época hizo que las ratas, animales portadores de la bacteria que produce la enfermedad proliferaran, y que las pulgas que vivían a sus expensas la transmitieran a las personas con las que convivían al picarles para alimentarse de su sangre.

Sea como fuere, la historia también nos enseña que para atender las necesidades de los más de 250.000 peregrin@s procedentes de los más recónditos lugares del Viejo Continente que acudían cada año a Santiago de Compostela en esa época, se construyeron monasterios, iglesias, hospitales, refugios, calzadas y puentes que atrajeron a multitud de personas que conforme se fueron asentando en torno a dichas edificaciones e infraestructuras, dieron lugar a nuevas villas y ciudades así como a la configuración de una potente ruta cultural, espiritual y comercial que hoy conocemos como “El Camino de Santiago”; cosa que como hemos podido comprobar en esta ocasión, lejos de aportar beneficios, sirvió para que esa calamidad también conocida como la “Muerte Negra” se expandiera causando estragos entre la población que tuvo la desgracia de padecerla.

Feliz semana amig@s y…

 

¡BUEN CAMINO LLENO DE SALUBRIDAD E HIGIENE PARA TOD@S!

 

Para saber mucho más:

www.csic.es

Causas y consecuencias

One comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies